2017-03-06

Sacrificios y hierogamias. 16. El lenguaje y el grito del macho cabrío


Penúltima entrega de la serie de programas en torno a la obra "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)".

En esta ocasión nos ocupamos de un tema tan central en la cultura como es el lenguaje, al que dedicamos un capítulo importante del libro.

Lo que hacemos es poner en cuestión de manera radical la idea de que el lenguaje se basa en significantes que remiten, de una manera más o menos directa, significados. O en otras palabras, que el lenguaje es antes que nada denotativo.

Por el contrario, nuestra tesis es que, lo que tenemos antes que nada, son significantes que remiten a otros significantes. Esto es, que el lenguaje es, sobre todo, connotativo.

Esto ha sido más o menos reconocido por diversos autores, como Jacques Lacan o Gilles Deleuze y Félix Guattari. Pero nuestra aportación consiste en mostrar que esta estructura, insistimos, de tipo fundamentalmente connotativo, responde, como el resto de las instituciones culturales, a la mecánica hierogámico-sacrificial. En otras palabras, que el lenguaje es también una sustitución hierogámico-sacrificial.

La clave de todo, la que nos permite remontarnos hasta los significados y los significantes primordiales, que habrían coincidido antes de que existiesen ley y lenguaje, está en el ololyge, el canto ritual que imita el grito del macho cabrío sacrificado. El grito de dolor, pero que en el límite no se distingue del grito de placer y del grito del nacido.

"Sacrificios y hierogamias" está disponible en todas las tiendas de Amazon, tanto en formato papel como electrónico.

Pedro Bustamante es también autor de "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015).