2017-02-25

"La naranja mecánica": el trauma (el Falo) funda el linaje (5)


Analizamos en varios vídeos el clásico de Stanley Kubrick, del año 1971. Una obra central para comprender el rol central que juega la violencia en la sociedad.

Como en otras películas del genio estadounidense, en "La naranja mecánica" encontramos varios niveles de interpretación:

Un nivel superficial, destinado al público profano, en el que vemos una banda de jóvenes violentos, que se dedica a atacar a todos aquellos que se cruzan en su camino. El líder de la cuadrilla, Álex, comete un asesinato y es encarcelado. Entonces es sometido a un novedoso programa de reforma de los presos, denominado Técnica Ludovico, gracias a la que es capaz de reprimir su tendencia al crimen.

Pero a un nivel más profundo Kubrick nos está contando una historia muy diferente. Nos está hablando del abuso intergeneracional y de su estrecha vinculación con los programas de control mental mediante trauma, como es el MK Ultra.

Pero también nos está hablando de una técnica de infiltración de los linajes Illuminati en la sociedad profana, mediante la adopción encubierta de bebés negros por familias de niveles inferiores en la jerarquía piramidal, vinculadas mediante sociedades secretas como la masonería.

En suma, en esta película el director norteamericano nos muestra de manera muy lúcida el trasfondo perverso y psicopático de la sociedad y de la cultura. En esta mecánica, que además de psicopática, es sobre todo psicopatogénica para el resto de la sociedad, ocupa un lugar central el Falo pederástico, felado, sodomizador y violador.

Es este Falo perverso, lascivo y sádico el que ha estado en el centro del poder-religión desde siempre, como sigue ocurriendo hoy. Es el que produce la disociación mental de los individuos, como caso típico de de esta psicopatía-sociopatía estructural.

Toda esta mecánica perversa hace de ellos víctimas, pero también, progresivamente, verdugos. Así se convierten en candidatos privilegiados para conformar la cadena de poder de la agenda perversa de destrucción de las sociedades tradicionales, sanas y equilibradas, que hoy padecemos.

La clave de todo ello está es disociar el polo sádico y el polo masoquista de estos individuos traumatizados, y a partir de ahí tensar todo el espectro de la sociedad profana, acercándola a estos polos psicopáticos y sociopáticos, masoquistas y sádicos.

En los últimos artículos y vídeos de la serie llegamos a la conclusión de que lo que está en el centro del film es un ritual satánico, celebrado en el marco del linaje Alexander, que traumatiza al bebé Alex. Y al mismo tiempo conmemora la extracción del feto y el sacrificio de la última matriarca del clan, que podemos considerar una suerte de acto fundador de una mecánica MK Ultra avant la lettre, que sigue en el trasfondo del MK Ultra sistemático del último siglo.

Más información:

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/02/la-naranja-mecanica-el-eterno-retorno.html

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/02/la-naranja-mecanica-el-eterno-retorno_15.html

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/02/la-naranja-mecanica-la-ficcion-parece.html

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/02/la-naranja-mecanica-el-ritual-satanico.html

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2017/02/en-el-nombre-del-falo-del-padre-y-del.html

Pedro Bustamante es autor de "Sacrificios y hierogamias: La violencia y el goce en el escenario del poder (1 y 2)" (2016) y "El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses" (2015). Colabora en diversos medios alternativos como El Robot Pescador, El Espía Digital, Katehon, La Caja de Pandora y Csijuan.