2016-03-29

La transferencia simbólica del poder

En Tumba y poder: El culto político a los muertos desde Alejandro Magno hasta Lenin Olaf B. Rader nos ha mostrado cómo innumerables monarcas de todos los tiempos y diferentes culturas han recurrido a rituales funerarios para legitimar su poder. Especialmente en lo que denomina "prismas de poder", momentos de crisis en los que este poder amenazaba con desintegrarse y eran más necesarios que nunca estos rituales fúnebres para volver a canalizarlo. [1] Estos prismas de poder es lo que venimos denominando crisis en el marco de la mecánica HS. Pero si es acertado este término es porque abunda en la lógica de la energía y de su canalización, que como hemos visto nos parece central.

2016-03-28

Bélgica 35 - Pakistán 72


Hollycapitalismo: la excepción es la regla










Si hablamos de hollycapitalismo por oposición a capitalismo, como lo que parece ser un régimen cualitativamente diferente y no solo una fase más evolucionada del primero, es en buena medida por que en este la distinción clásica entre orden y crisis parece haberse invertido. Hasta el capitalismo se puede decir, en términos generales, que había una distinción neta entre ambos regímenes. El hollycapitalismo, por el contrario, estaría definido por la crisis. La crisis sería permanente, la excepción sería la regla.

2016-03-27

Delionario diccirante (A2)

[Diccionario delirante, poético, revolucionario, personal y transferible]

amar. Práctica profana en la que los participantes anhelan ser como dioses.
amarilleo. Transformación generalizada de los medios de comunicación de masas hollycapitalistas.
ambivalencia. Condición indefectible de la realidad que desafía toda racionalidad.
ambulancia. Versión moderna de la barca de Caronte.
amenaza. Cemento que cohesiona el edificio de la civilización.

2016-03-26

Yes We Hasta la Victoria Siempre

As time goes by icons wear out and the relationship between content and form becomes increasingly weak, until they can be used at the service of causes completely opposite to the original ones. 

Image after Alberto Korda's Guerrillero Heroico (Heroic Guerrilla Fighter, 1960) [fu/fd], Jim Fitzpatrick's wallpaper (1968) [fu/fd] and wallpaper for Barack Obama's presidential campaign (2008) [fu/fd].

2016-03-25

Illuminati 11 - Borregos 0



La estrategia fundamental de los poderosos para vencer a los borregos es el divide et impera, el 'divide y vencerás'. Hoy lo que se está jugando sobre todo es la transición de un mundo organizado en torno a Estados-nación, a otro globalizado, centralizado y controlado por una élite muy reducida, que aspira al control y la dominación total a través del espíritu desencarnado, es decir, la ciencia, la tecnología, la medicina, la economía, la cultura, la información.

2016-03-24

El toroide y el laberinto










"In girum imus nocte et consumimir igni (Damos vueltas en la noche y somos devorados por el fuego)." [1]
El tema del laberinto está muy relacionado con este trabajo. En él se dan cita muchos de los elementos que conforman la MHS: la lucha del héroe contra el monstruo por liberar a la doncella, es decir, la tríada mimética, el incesto, en fin, el ritual hierogámico y sacrificial. El laberinto es una suerte de vórtice cultural en el que confluyen todos los temas de los que nos hemos ocupado, y por ello no es extraño que aparezca en numerosas culturas y épocas, que se preste a muchas interpretaciones. También, como ha señalado Umberto Eco, el laberinto es una metáfora de la realidad, la piedra de toque a la que una y otra vez se tiene que enfrentar el pensamiento, sobre todo aquel que quiere ir más allá de la racionalidad, el "pensamiento del misterio", como tratamos de hacer aquí. [2]

2016-03-23

La ficción de la «Guerra contra el terror»


El sistema de dominación imperial necesita, por definición, designar o fabricar un enemigo público, «un enemigo social genuinamente amenazante» que justifique «tomar y pagar un “precio en sangre”» (Informe…). Sin este enemigo toda la violencia estructural del sistema que, como hemos mostrado, se canaliza y contiene a través de la escenificación sacrificial, no sería controlable. El enemigo designado/fabricado por el sistema se corresponde con la violencia «mala», necesaria para poder presentar la violencia imperial como «buena». Sin este enemigo el sistema no obtendría el consenso que necesita para imponer su orden, no conseguiría la tensión necesaria que sostiene al imperio, resurgirían otros órdenes a nivel local, regional, nacional. Insistimos, el imperio de la ficción consiste en fabricar un enemigo ficticio, pero para ello se toma como base un enemigo real. Si no fuese por toda esta maquinaria de manipulación, el terrorismo internacional hoy no sería más que un fenómeno anecdótico. Si el terrorismo ha alcanzado la importancia que tiene hoy es, básicamente, porque es terrorismo fabricado, terrorismo de Estado encubierto, o, mejor dicho, terrorismo de imperio encubierto. ¿Cómo podría sino una pandilla de rebeldes trogloditas afganos organizar y ejecutar una operación tan compleja como el 11S, al mismo tiempo en el corazón financiero y en el corazón militar del imperio? Pero, por supuesto, una pregunta tan evidente nunca se le ocurrirá a ninguno de los «expertos» de los medios.

2016-03-22

El retorno de la Inquisición

Ya en 1967 en el Informe de Iron Mountain se sugería que debían ser los «productores de películas comerciales» quienes desarrollaran un modelo alternativo al de la guerra «de la misma manera en que lo hizo la Inquisición Española y los menos formales juicios de brujas de otros tiempos, con el propósito de lograr la “purificación social”, la “seguridad del Estado” u otros objetivos que sean tanto aceptables como creíbles para las sociedades de la posguerra». Hoy estamos de lleno en este escenario. De ahí que podamos hablar de sacrificios hollywoodenses con todo rigor. Pero hay que destacar el uso del término «creíble».

2016-03-21

El poder-religión

"Entre un cuerpo inmortal y un cuerpo mortal no hay más que una diferencia... uno es activo, y el otro pasivo... uno es libre y gobierna... el otro es esclavo y sufre el impulso." [1]
En lo que queremos insistir es en que el poder y la religión son momentos inseparables de lo que hemos llamado el poder-religión, que solo se puede entender en todo su alcance, en sentido profundo, de esta manera integral, y que en última instancia es el resultado de la MHS. También, por supuesto, la moral es inseparable de este complejo, que como hemos dicho es un producto más de la misma MHS, en tanto en cuanto dispositivo de moralización. Así, se puede decir que la moralización es la continuación de la política por otros medios, pero también que la política es la continuación de la moralización por otros medios. [2] O simplemente que moral, política y religión son distintas dimensiones de una misma MHS.

2016-03-18

Las hierogamias-sacrificios





En un ritual de pubertad de los marind o marind-anim de Indonesia se puede observar de manera muy clara una fusión de la hierogamia y el sacrificio. Después de una orgía que dura varios días y noches, y en la que participa toda la aldea,

2016-03-16

La ciencia y la tecnología no son buenas ni malas, ni neutrales; son sacrificiales


Si la convivencia-libre tiende al equilibrio, el capitalismo de crisis aprovecha e intensifica los desequilibrios de cualquier tipo. Lo que diferencia a nuestro imperio de los de otros tiempos es que ha alcanzado una enorme capacidad, sofisticación y sutileza para catalizar dichos desequilibrios, para fomentar o provocar estas crisis, a través de métodos aparentemente no agresivos, mediante la ciencia, la tecnología, la medicina, la biología, la geoingeniería, la ingeniería social, etc. Esta transferencia a ámbitos científico-tecnológicos de la violencia imperial es una de las máscaras de las que se sirve el imperio de la ficción. Lo que no había ocurrido nunca antes en la historia es que se pudiera influenciar tanto, y de una manera tan imperceptible, en los fenómenos naturales o reales. Evidentemente hay un enorme trabajo de investigación detrás de estas manos invisibles, grandes recursos económicos, poderosos intereses, pero todo esto queda oculto detrás de sus catastróficos efectos. Esto es lo que distingue al imperio de hoy de otros imperios. También lo que distingue —relativamente— al imperio atlantista de otros imperios emergentes: su dominio de las crisis manufacturadas como métodos de conquista.

2016-03-15

Delionario diccirante (A1)

[Diccionario delirante, poético, revolucionario, personal y transferible]

abad. Hombre gordo que disfruta sobre todo comiendo.
abajo. Lugar desde el que sube el olor de lo que se arroja.
abalanzarse. Lo que tarde o temprano acaba sucediendo.
abandonar. Dejar atrás aquello que nos persiguirá siempre.
abanico. Pájaro que vuela en nuestras manos.
abarcar. Lo que hace el que no quiere apretar mucho.
abarrotar. Tendencia religiosa común a los humanos y las ratas.
abatible. Dispositivo mágico para viajar en el tiempo.
abdicación. Derivación del regicidio que evita sus inconvenientes pero conserva sus privilegios.

2016-03-11

Las banderas falsas

Hemos tratado de mostrar el papel que el terrorismo internacional desempeña como ejército proxy en la guerra global del imperio. Las banderas falsas no son más que una de las patas de toda la construcción, la que convierte toda la ficción en realidad, particularmente de cara a la ciudadanía de los Estados centrales. Insistimos, la «Guerra contra el terror» es una operación encubierta del imperio atlantista basada en la lógica de convertir en realidad una ficción, y escenificar y dramatizar dicha realidad hasta volver a hacer de ella otra ficción, en una espiral sin fin. Lo que a su vez permite transformar la realidad en el sentido en el que le interesa a las élites imperiales, en el sentido de la agenda encubierta del imperio para implantar un Nuevo Orden Mundial totalitario. Los atentados de bandera falsa no son más que un epifenómeno de esta lógica que se basa en convertir una ficción en realidad, ocultando que se trata en efecto de una ficción planificada de manera encubierta. De ahí que sea clave para el imperio desacreditar, demonizar y en última instancia criminalizar las posiciones que precisamente desvelan esta estructura encubierta.

La ley y la sanción, o el huevo y la gallina

"Que es, a veces, el miedo provechoso: / centinela del alma, en ella mora / entronizado. Es útil la prudencia / que inspira la atrición. / Porque, ¿quién, individuo, / o bien, ciudad, bajo este sol que alumbra / si no abriga un temor dentro del pecho, / honrará a la Justicia?" [1]

2016-03-08

El teatro de la política

Es cierto que los Estados han jugado y juegan todavía hoy un papel importante como mecanismos de intervención en las dinámicas capitalistas, como herramientas de contención, control, canalización, etc., de los flujos de capital. Siguen desempeñando una función crucial para el funcionamiento del sistema capitalista global. Pero se trata de un papel auxiliar, secundario, transitorio, supeditado en todo momento al capital global. En este sentido hay que entender la noción de representación política. Lo que verdaderamente representan los Estados hoy, lo que verdaderamente enmascaran, no es al pueblo soberano, sino a las fuerzas del capital. La representación hay que entenderla en el sentido más teatral del término, como baile de máscaras. La verdadera representación política en el imperio es la del capital, es la ficción del capital. Muchos de los fenómenos hoy no son otra cosa que máscaras del capital, en un baile de disfraces ininterrumpido, pero que también tiene momentos de especial intensidad, como vamos a mostrar. Hay que leer la realidad política y económica como un gran teatro, como un gran carnaval, en ocasiones como un macabro ritual sacrificial.

2016-03-05

El estado de excepción es la regla


"La tradición de los oprimidos nos enseña que el «estado de excepción» en que vivimos es sin duda la regla." [1]
En su momento vimos que la ley y la pena son dos caras de la misma moneda, en la medida en que el dispositivo jurídico-penal es, en última instancia, una MHS. Acabamos de ver que el Estado es también una MHS, sea en su forma de república o en la de monarquía. La idea central es que, con independencia de la forma que adopta el poder, que como hemos visto es poder-religión, con independencia de la retórica que utilice para legitimarse, es en última instancia un dispositivo de control de flujos libidinoso-agresivos, y su mecánica es la HS, la de la escenificación artificial de la crisis como mecanismo de producción de flujos sagrados —goce y violencia— y captura y emanación de flujos profanos —deseo y amenaza—.